Puerto Madryn: La puerta al mar argentino

A poco más de 1300 kilómetros de Buenos Aires, se encuentra una de las ciudad de más bellas y emblemáticas de Argentina.

Las aguas azules del Golfo Nuevo en la costa este de la provincia de Chubut abrazan una de mis ciudades favoritas, Puerto Madryn. No sólo por la imponente belleza que despliega, su costa enamora, su clima, su gente, hacen que la ciudad y sus alrededores merezcan ser visitadas y en estas líneas intentaré contarte algo para que incluyas a este  lugar en tu en agenda de viajes.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que para llegar a Puerto Madryn desde Buenos Aires, tenemos que tomar la Ruta Nacional 3, si bien hay otras opciones, éste es a mi entender el mejor camino por sus condiciones y por ser el más directo.

Situada sobre una meseta, Puerto Madryn tiene la particularidad de no tener un clima hostil, en verano las temperaturas pueden alcanzar los 35ºC y en invierno éstas llegan a descender hasta los 5ºC, lo que hace posible disfrutar de la ciudad y sus costas en cualquier momento del año.

Fundada por una comunidad galesa en 1865, y nombrada Patrimonio Natural de la Humanidad en 1999, Madryn es la puerta a la Península Valdés, y un imán para los entusiastas del ecoturismo.

La mayor atracción, y la más popular, de la ciudad, es el avistaje de ballenas. De junio a diciembre arriba a las costas de Puerto Madryn la ballena franca austral, las cuales pueden observarse embarcándose desde Puerto Pirámides ó en caso del que presupuesto sea más corto, se puede ir hasta la bellísima playa “El Doradillo”, el lugar más cercano a la costa al que las ballenas, y sus ballenatos, se acercan.

El avistamiento de ballenas no es la única atracción que tiene ésta espectacular ciudad, los balnearios ofrecen una enorme gama de actividades acuáticas y náuticas, entre las que se destacan el windsurf y, por supuesto, la pesca deportiva.

Si nos animamos a ir más allá de las fronteras de la ciudad, nos vamos a encontrar con actividades algo más osadas. Después de recorrer unos 15 kilómetros por el camino costero (de ripio) hacia el sur, llegaremos a Punta Loma donde se encuentra una reserva natural de los lobos marinos de un pelo. Allí encontraremos varios miradores donde podremos apreciar toda la belleza del Golfo Nuevo que contrasta con el paisaje árido de la costa patagónica donde abundan los Guanacos, Zorros, Ñandúes, Maras y Perdices Bataraza. También podremos avistar a la colonia de lobos marinos que reside en aquellas costas.

El avistaje de lobos marinos se puede realizar durante todo el año, para ello habrá que recorrer un pequeño sendero donde nos toparemos con carteles que nos indicaran donde están cada uno de los miradores.

Ahora bien, si sos de aquellos que quieren ir más allá, y salir del confort de estar en tierra firme, no podes dejar de animarte al buceo estando en Puerto Madryn. Ofertas encontrarás por doquier, sólo basta con preguntar por la ciudad para encontrar al instructor y el lugar ideal para lanzarte a las cristalinas aguas de nuestro mar.

Como dato te contamos que las salidas son generalmente por la mañana, por lo que te recomendamos que lo organizases con anticipación, tené en cuenta que entre las ofertas encontrás varias que te invitan a bucear con lobos marinos, es válido, pero hay lugares específicos para hacerlo como ser Punta Ameghino, pero por recomendaciones y legislaciones vigentes, los animales no se pueden tocar, no te preocupes aun con esta norma, la experiencia es única, hay que vivirla por lo que desde aquí te mando el empujoncito para que te lleves el mejor recuerdo de esta magnífica ciudad.

Nota realizada por Leonardo Leveroni

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here